Libertades

La libertad individual se concibe como pequeñoburguesa en cuanto acepta la máxima de “mi libertad termina donde empieza la del otro”, y eso quiere decir que las libertades están limitadas por la de los otros y ello implica que existan individuos con más libertad que otros. Entonces da cabida a la libertad de explotación (que no es una verdadera libertad pues la explotación implica la destrucción de la misma), aquella libertad que no concibe más libertad que la del propio individuo a hacer lo que le dé la gana.

Por otro lado, la libertad individual será ilusoria cuando contamos que un grupo de individuos decide “liberarse” desde el ya mismo. Esa “libertad” en que ellos se declarasen no es más que ilusoria pues mientras que el resto de la sociedad no sea libre, el individuo tampoco podrá serlo pues siempre acabará influyendo en ella.

Solo es posible la libertad individual cuando exista la libertad social y así escribió Bakunin: “No soy verdaderamente libre más que cuando todos los seres humanos que me rodean, hombres y mujeres, son igualmente libres” y “La libertad ajena amplía mi libertad al infinito”. Cuando hablo de libertad social me refiero a aquella libertad que se materializa en una sociedad en la cual el pueblo haya superado el capitalismo para organizar un sistema económico basado en la cooperación y sustituido al Estado por instituciones horizontales y participativas.

En definitiva, la libertad social es el único garante para el desarrollo de las facultades del ser humano y del individuo, no lo niega sino que le da un amplio abanico de posibilidades en donde desenvolverse, siempre bajo una responsabilidad y unos valores éticos basados en la ayuda mutua y la solidaridad. La sociedad no tiene por qué coartar al individuo, sino que depende de las relaciones de poder dentro de la misma: si se hace en base a unas jerarquías será restrictiva, si se hace en base a principios antiautoritarios, permite su desarrollo.

"No queremos un pedazo de pastel más grande, ¡queremos tomar toda la puta pastelería!"

"No queremos un pedazo de pastel más grande, ¡queremos tomar toda la puta pastelería!"

Autum        

Autum        

Todo hecho

Se piensa que lo tenemos todo y que no hace falta aspirar a más, que la crisis solo es temporal y que las revoluciones están hechas. Cosas del pasado, dicen, que sin embargo son de una apabullante actualidad y que son resultados de la historia. No está nada hecho, estamos deshechos, por los suelos y… ¿seremos capaces de levantarnos? 

Desmotivación

Cuando tienes la iniciativa, al principio vas muy motivado pero luego te vas decepcionando con los aires de dejadez del resto. Al final te quedas sin ganas de hacer nada, tumbado en la cama y mirando al techo como esperando algo. Triste pero cierto.

¿El dinero corrompe?

En un principio, el dinero se ha usado para facilitar el intercambio de bienes pero ¿por qué el dinero corrompe al ser humano? Todo apunta al ánimo de lucro y, al haberse convertido el dinero en un bien acumulable que permite la adquisición de mayor cantidad de bienes, otorga cierto poder a quien posea más. No obstante,  creo que la premisa más acertada sería que al sobrevalorarse el dinero por encima de los valores humanos, ha ocasionado que el ser humano se corrompa.

El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el coste de la vida, el precio de las alubias, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.
— Bertol Brecht

"¡Qué nos vais a contar esta vez, si el mal si el bien o si todo a la vez!"